"Archipiélago Gulag" de Aleksandr Solzhernitsyn

"Archipiélago Gulag de Alexandr Solzhenitsyn
"Archipiélago Gulag de Alexandr Solzhenitsyn
Aleksandr Solzhenitsyn, “Archipiélago Gulag”, Ed. Círculo de Lectores, 1973, trad: L. R. Martínez

AUTOR


Si quieres saber algo más de este autor haz clic aquí.


SINOPSIS


Archipiélago Gulag era el nombre de la red de campos de internamiento y de castigo soviéticos donde fueron recluidos millones de personas durante la primera mitad del siglo XX. En este monumental documento, Solzhenitsyn, que estuvo confinado en uno de esos campos, reconstruye minuciosamente la vida en el interior de la industria penitenciaria en tiempos de la Unión Soviética, y su disección se convierte en un viaje a través del miedo, el dolor, el frío, el hambre y la muerte, con los que el régimen totalitario acalló toda disidencia.

CONCLUSIÓN


Es un libro muy angustiante. No lo puede leer cualquiera. A mí me impactó y conmovió.

Es un libro imprescindible. Si te gusta la historia debes de leerlo. Descubrirás los horrores cometidos por el ser humano en nombre del pueblo.

Es un libro deprimente. Hay momentos que son desgarradores.

Es un libro brutal pero real retrato de la represión soviética estalinista. Hay que armarse de paciencia, lector, porque es un libro denso aunque bien escrito. Imprescindible para los amantes de la historia y buen revulsivo para marxistas irredentos. Hay que leerlo aunque no llegues al final.

Un excelente monolito a la memoria de la humanidad.

Sientes muchas cosas diferentes con este libro. A veces se vuelve pesado y denso por lo que tardé más tiempo de lo normal. La crónica es extraordinaria y muy conmovedora la crudeza con la que narra lo sufrido por los prisioneros del Gulag. Nos representa la demencia que llevó la Unión Soviética. El abuso de poder que se dio fue inmoral y el autor rompió todas las reglas y arriesgó su propia vida para publicar este libro de sufrimiento y dolor que pasaron recluidos tantos años. Al ver un mapa de todos los campos Gulag sentí rabia y al mismo tiempo una pena inmensa… Ver cientos de centros y más al final del relato saber el número de de presos fue algo impactante. Muchas gracias al autor por revelar una verdad que rompió con todo el concepto de derechos humanos.

Archipiélago Gulag es un libro del escritor ruso AleksandrSolzhenitsyn que denuncia el sistema de represión política en la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. El largo relato, compuesto por fragmentos independientes, fue escrito entre 1958 y 1968, empezando por la experiencia del autor, ya que a él también lo detuvieron, y la de más de doscientos revelaciones orales de sus compañeros de campos de concentración, prisión, trabajo y “reeducación” que dejaron en él la historia de sus vidas.

Muchos años mantuvo el texto en secreto hasta que en agosto de 1973 una copia del escrito cayó en manos de la policía secreta de la Seguridad del Estado, la KGB, en la URSS y la portadora del texto, Yelizabeta Voroniánskaya, secretaria del autor, se ahorcara en su piso de Moscú bajo circunstancias nunca aclaradas tras haber sido torturada en un interrogatorio, “víctima del miedo al Gulag”, según dijo Solzhenitsyn. Ya no tenía sentido mantenerlo en secreto, en 1973 se publicó en París la primera edición en ruso y al poco tiempo se tradujo a muchas otras lenguas.
Con el corazón oprimido, durante años me abstuve de publicar este libro, ya terminado. El deber para los que aún viven podía más que la obligación con los muertos… Pero ahora la Seguridad del Estado se ha apoderado de él, no tengo más remedio que publicarlo inmediatamente. En este libro no hay personajes ni eventos ficticios. La gente y los lugares son llamados con sus propios nombres. Si son identificados por sus iniciales en vez de sus nombres, es por consideraciones personales. Si no son nombrados en absoluto, es sólo porque la memoria humana ha fallado al preservar sus nombres. Pero todo tuvo lugar tal y como se describe aquí. Dedico este libro a todos los que no vivieron para contarlo, y que por favor me perdonen por no haberlo visto todo, por no recordar todo, y por no poder decirlo todo.”

El autor, Premio Nobel de Literatura desde 1970 (es decir, antes de publicar el Archipiélago Gulag), fue expulsado de la URSS el 29 de marzo de 1974 y sólo 20 años después (mayo de 1994) pudo regresar a la ya ex Unión Soviética, donde residió hasta su muerte el 3 de agosto de 2008.

El libro fue publicado por primera vez en la URSS en 1990 al calor de la perestroika de Mijail Gorbachov.

La versión completa de la obra, traducida al castellano en 1975, consta de siete partes, organizadas en tres volúmenes.

Primer volumen:

  • 1ª parte: La industria penitenciaria.
  • 2ª parte: Perpetuum mobile.

Segundo volumen:

  • 3ª parte: Campos de trabajo y exterminio.
  • 4ª parte: El alma y el alambre de espino.

Tercer volumen:

  • 5ª parte: El presidio.
  • 6ª parte: El confinamiento.
  • 7ª parte: Stalin ya no está.

En el primer volumen se disecciona el proceso de detención y las torturas practicadas para “confesar” lo que no se había hecho, las iniquidades de los funcionarios destinados a quebrar moralmente al detenido, la convivencia con otros presos como única posibilidad de combatir el embrutecimiento… También se explaya sobre diversos temas relativos a la revolución bolchevique, a la Segunda Guerra Mundial, y a la situación de los ciudadanos rusos en diversos lugares afectados por la guerra.

Del grupo de Solzhenitsyn, todos recibieron 10 años menos él, condenado a ocho, y otro, condenado a cinco. En otra parte del libro cuenta de jueces que presumían en charlas jurídicas no de no haber absuelto a nadie, sino de no haber aplicado ni un atenuante. Lo condenaron a ocho años de trabajos forzados y le destinaron al campo de Novy Ierusalim (los monasterios ortodoxos fueron reconvertidos en centros de castigo). Llegó como un zek, o recluso; es decir, como alguien desposeído de derechos. En pocos días, dice, se convertiría en un auténtico zek: “Mentiroso, desconfiado, observador”.

Ya decía Kim Jong-Il que toda obra de arte debería poder resumirse en una frase.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela