"El Vizconde de Bragelonne" de Aleixandre Dumas

"El vizconde de Bragelonne" de Alejandro Dumas
"El vizconde de Bragelonne" de Alejandro Dumas
“El vizconde de Bragelonne”, Aleixandre Dumas, 1678 páginas, Ed. Edhasa, 2011.


AUTOR


Si quieres saber más sobre este autor haz clic aquí.

SINOPSIS


Han pasado diez años desde el momento en que se cerraba “Veinte años después, y Dumas nos presenta los días finales del cardenal Mazarino, siendo ya D’Artagnan capitán de mosqueteros. El objetivo del ya no tan joven mosquetero, junto con sus fieles compañeros, es llevar a Carlos II a recuperar el trono que su difunto padre perdió. Sin embargo, sus caminos se han bifurcado: Porthos intenta por todos los medios a su alcance ascender en la escala social francesa; Athos pugna por evitar la incipiente relación de su hijo Raúl con la bella Louise de La Vallière (quien a su vez ha quedado prendada del joven rey Luis XIV), y Aramis, cabeza visible de los jesuitas, ha descubierto un asombroso secreto: la existencia de un hermano oculto del joven monarca.

Sin embargo, hay cosas que parecen no cambiar pese al paso de los años: la corte de Carlos II no es tan distinta de la de Luis XIV: las aventuras pasionales, los secretos de alcoba, los celos, las envidias, las tramas más pérfidas corretean por los pasillos de palacio a la velocidad del viento. Aún así, los mosqueteros ponen a prueba su valor, su ingenio y su desparpajo en otro tipo de aventuras, y ceden el paso en los escarceos galantes a la generación que representa Raúl. Tampoco el ardor, la pasión y el profundo sentido de la amistad se han visto alterados lo más mínimo por el transcurso de los años.

CONCLUSIÓN


Si te gusta la acción del conde de montecristo y la historia de amistad de los tres mosqueteros, esta obra te gustará, de resto no. Realmente tiene pasión, lucha, envidia, odio, ambición entre otras cosas. Yo la quería terminar realmente por ver el futuro de D’Artagnan, con comienzos tan trágicos, pero la eterna rivalidad entre inglaterra, Francia y demás, los personajes de Monsieur, los líderes franceses, el viconde de Bragelonne, el mismo D’Artagnan y una de La Valiere muy parecida a Milady de Winter me pegaron muy rápido a esta historia.

Aunque la mitad del libro me parece que sobra, porque parece una telenovela. El resto está bien, pero es empañado por un final poco satisfactorio. Indigno broche final a las aventuras de D’Artagnan y los tres mosqueteros.

La tercera parte es un libro enorme, de casi dos mil páginas, no todas geniales, pero no podía abandonar a mis personajes favoritos de la literatura, tenía que saber que sería de ellos y…

En cierto modo considero a Los tres mosqueteros como los héroes de cómic originales, sus aventuras no aparecieron de inicio en formato libro sino que llegaban por entregas en un periódico francés, muy parecido a lo que hoy en día sería un cómic tradicional.

En 1844, cuando esta historia llegó por primera vez, debió ser muy emocionante el ir leyendo diariamente (o semanalmente, no sé cada cuando aparecía el capítulo nuevo) el desarrollo de las largas aventuras de estos caballeros franceses, una emoción similar a la que hoy en día tendrá cualquier aficionado a los cómics.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela