"La Tregua" de Mario Benedetti

"La tregua" de Mario  Benedetti
"La tregua" de Mario
Benedetti

“La tregua”, Mario Benedetti, 208 páginas, Ed. Debolsillo, 2015

AUTOR

Si quieres saber algo más sobre este autor haz clic aquí.


SINOPSIS

Desde su publicación en 1960 la crítica ha saludado a La tregua como una obra clásica de la nueva narrativa latinoamericana. Mario Benedettiregistra en esta novela, planteada en forma de diario íntimo, el desarrollo psicológico de un oficinista a punto de jubilarse, se dice que Uruguay es un país de oficinista y jubilados. Al tiempo y acorde con su circunstancia vital, el autor traza una crónica de la frustración de la vida cotidiana de la clase media uruguaya y una reflexión sobre lo nacional.

CONCLUSIÓN

La novela se abre con una apreciación temporal, “Solo me faltan seis meses y veintiocho días para estar en condiciones de jubilarme”; se continúa con otra, “Debe hacer por lo menos cinco años que llevo este cómputo diario de mi saldo de trabajo”, y el remate es esta pregunta sobre los contenidos asignables al tiempo: “Verdaderamente, ¿preciso tanto el ocio?”. Después de leer toda la novela nos encontraremos los mismos conceptos. El tiempo: “Desde mañana y hasta el día de mi muerte, el tiempo estará a mis órdenes.” La utilización del tiempo: "Después de tanta espera, esto es el ocio. ¿Qué haré con él?”.

El gran tema de La Tregua es el tiempo, pero no un tiempo metafísico, sino psicológico, humano, vital.

El hecho de que La Tregua esté realizada sobre la forma de un diario íntimo presuntamente escrito por el personaje central tiene una significación psicológica, como es la subjetivación de la narración, con el consiguiente aumento de la emotividad, y una significación estructural.

Desde este punto de vista, la formulación de un diario le aporta al relato un sentido de fragmentación que lo caracteriza muy específicamente. Esta fragmentación, a su vez, se entronca con el concepto tiempo que analizamos más arriba. El tiempo no está naturalmente fragmentado, sino que fluye ininterrumpidamente y nada más.

La lengua utilizada por Benedetti es la que corresponde con la cultura media uruguaya. No utiliza frecuentemente el habla propia de los sectores carentes de mínimos apoyos culturales, pero también rechaza el plano del lenguaje culturizado que, en realidad, sería propio en un hombre con la formación intelectual de Benedetti. A partir de aquí, ya encontramos en el autor una toma de posición desde el punto de vista estelístico y desde el punto de vista humano. Su forma de expresión será la directamente proveniente de los sectores más ampliamente representativos de la sociedad uruguaya contemporánea.

Ya hemos comentado el permanente declive de Martín Santomé hacia la frustración y el fracaso. La vacuidad de su vida, la falta de energías para hacer algo realmente válido o al menos satisfactorio, constituyen todo un prototipo de pesimismo, de sentido fatalista de la vida. Su necesidad de Dios, que confiesa cuando muere Avellaneda, es una necesidad insatisfecha, ya que no logra sentir su presencia ansiada. Y, en adelante, sentirá más profundamente la ausencia de la muchacha que la de Dios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela