"Diario de una sirena" de Rachel Bels

"Diario de una sirena" de Rachel Bels
"Diario de una sirena" de Rachel Bels
Rachel Bels, “Diario de una sirena”, 481 páginas

¡Espera un momento! ¿Princesa? ¿Valiente? ¿Acaso es un chiste? Si lo es, reconozco que tiene gracia, porque ni soy princesa, ni mucho menos valiente. Aclarado este punto, ya me puedo presentar. Me llamo Ariel, tengo veintiocho años y vivo en Tenerife, aunque en realidad soy de Fuerteventura, donde me crió mi madre sola y lo mejor que pudo, teniendo en cuenta que mi padre estaba más bien ausente.

En cuanto a mi vida hay poco que contar, cuando no estoy surfeando es la música la que absorbe mi tiempo. Soy la vocalista de Cantos de sirena, el grupo que formé junto a mi mejor amigo Sebas hace ya ocho años. Él es el que mejor me conoce, incluyendo la peor parte de mí, esa que me esfuerzo por olvidar utilizando para ello el surf, la música, o en su defecto el sexo.

“Evadir” es mi segundo nombre, de ahí la razón de que esté como estoy, es decir, jodida; y la causa de que la doctora Marín me animara, después de siete meses de terapia, a usar un diario con la intención de enfrentarme a todo eso que me he empeñado por relegar a un rincón de mi mente.

Y por si no fuera suficiente con esto, aparece Eric, haciendo una entrada que no podría dejar indiferente a nadie; a nadie que estuviera en ese momento, ese día y ese mes de ese año en esa playa. Tenía que haber huido antes tal y como tenía pensado, claramente lo hice demasiado tarde, después de que sus mágicos ojos verdes me encontraran, pero entonces ya no hubo vuelta atrás, y por mucho que saliera corriendo un abismo ya se había abierto bajo mis pies.

Vais a poder conocer y disfrutar de esta maravillosa historia. No sabéis las ganas que he ido acumulando de leerla desde cuando se anunció la fecha de publicación. Leí la trilogía de Tiger Rose, que me encantó, y desde entonces vivo para leer las historias de esta autora. Y ya, además, que esta nueva bilogía estuviera enfocada en el cuento de La Sirenita hizo que mi emoción se disparara. Como no podía ser menos, esta historia se ha llevado parte de mi corazón por todo lo que transmite.

Diario de una sirena nos cuenta la historia de Ariel, una chica que vive en Tenerife y que, aunque no ha llevado una vida fácil, intenta hacer lo que sea por seguir adelante de la forma que puede. Sus propios problemas siguen atormentándola más de la que le gustaría pero el surf y el grupo de música que tiene con sus amigos ocupan gran parte de su tiempo, ahuyentándolos todo lo posible. También tiene a Sebas, su mejor amigo y quien mejor la conoce por todo lo que ya le ha contado, por lo que la carga se hace un poco más fácil de sobrellevar. Luego, aunque Ariel huye ante cualquier situación que la sobrepasa hay una en concreto de la que no lo hizo y debería haberlo hecho. Y esa situación tiene el nombre de Eric, que llega como un huracán en su vida para ponerlo todo patas arriba, haciéndola enfrentarse a más de lo que Ariel le gustaría. ¿Soportará todo lo que está por venir o sus inseguridades podrán con ella?

- ¿Quiero saber que es lo que esperas de mí? - requiere -. La verdad.

- Que no me rompas el corazón.

La respuesta me llega sin que apenas necesite pensarla.

- No puedo prometerte eso – arguye con una seguridad aplastante

- ¿Por qué?

- Porque primero tienes que ponerlo en mis manos y, Ariel, aún no estás preparada para hacerlo.

Cuando me llegó a casa el libro me faltó muy poco para dejar de lado todas las lecturas que tenía pendiente antes de esta porque las ganas eran muy grandes y no podía aguantarme. Sin embargo, conseguí el orden que ya tenía planeado y me puse con él cuando me tocaba. Eso sí, la espera mereció la pena porque lo he disfrutado como nunca. No sé cómo la autora consigue meterte tanto sentimiento a la historia pero lo hace de una manera que conforme vas leyendo vas pasando por distintas emociones y eso es lo que más me gusta leer este tipo de historias, que me hacen vivir conforme leo. Ahora bien, ésta en concreto aunque sigue el estilo de la primera trilogía tiene a la vez un gran cambio que la hace muy diferente. La he notado mucho más madura y real desde la primera página. Con reflexiones y enseñanzas durante todo el libro que me han mantenido enganchada sin poder parar de leer. También la he visto mucho más íntima y reveladora, algo que me ha sorprendido mucho ya que tras leer los agradecimientos te das cuenta de todo lo que Rachel ha volcado en esta novela y lo valiente que hay que ser para hacerlo. Luego, la forma de escribir es maravillosa y ha mejorado muchísimo en relación a lo que ya había leído antes. Me ha encantado ese toque pícaro y divertido a la vez que intenso y emocionante, una mezcla explosiva de sentimientos. Y ya, la trama está narrada desde el punto de vista de tres personajes, Ariel, Eric y Sebas. Todos ellos me han gustado por sus propias cosas y tienen un toque especial que me ha enamorado.

Vayamos ahora entonces con los personajes, que aunque hay muchos más os hablaré sólo de los narradores. Os dejo que descubráis los demás que vosotros mismo, sobre todo, a Úrsula.

Empecemos con Ariel, nuestra protagonista de esa historia, quien a pesar de haber sido capaz de salir adelante después de todo lo que ha pasado aún tiene momentos vulnerables que la hacen muy insegura. Sin embargo, tiene mucho en lo que apoyarse: sus amigos, Sebas, el surf, su grupo de música… y son ellos las que la mantienen a flote. Este personaje ha sido mi favorito de la novela desde el principio y sin saber de los demás.

Había dicho que os hablaría también de los otros dos narradores, pero creo que es mejor que los descubrais vosotros mismos y si queréis me contáis.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela

"Latidos de guerra" de Cristian Serrano Galdón