"El color de la magia (Mundodisco 1)" de Terry Pratchett


"El color de la magia" de Terry Pratchett
"El color de la magia" de Terry Pratchett
“El color de la magia (Mundodisco 1)”, Terry Pratchett, 2016, 288 páginas, Ed. Debolsillo.

AUTOR


Si quieres saber algo más sobre el autor haz clic aquí.

SINOPSIS


En un mundo plano sostenido por cuatro elefantes impasibles, que se apoyan en la espalda de una tortuga gigante, habitan los estrafalarios personajes de esta novela: un hechicero avaro y torpe, un turista ingenuo cuyo fiero equipaje le sigue a todas partes sostenido por cientos de patitas, dragones que sólo existen si se cree en ellos, gremios de ladrones y asesinos, espadas mágicas, la Muerte y, por supuesto, un extenso catálogo de magos y demonios…

En esta serie de novelas se dan cita todos los temas y situaciones del género fantástico, visto a través del personalismo y corrosivo sentido de la comicidad del autor inglés Terry Pratchett, que se ha convertido en uno de los escritores de humor de mayor éxito y fama en el mundo.

CONCLUSIÓN


Respecto al orden de lectura de la saga Mundodisco, hay muchas opciones; aunque yo creo que si se está dispuesto a leerse toda la serie es mejor ir con el orden de publicación: es cierto que se puede ir leyendo la serie salteada, o escoger un solo arco argumental de los seis que hay dentro de la serie ya que son libros que podrían ser considerados autoconclusivos (con excepción de los dos primeros, “El color de la magia” y “La luz fantástica”, que se han de leer seguidos), pero llega un momento de la lectura en que se deben de haber leído algunos de los libros anteriores para lograr entender bien todo ya que las historias acaban entrelazándose y el tiempo pasa a medida que avanzan los libros, no es estático. Por poner un ejemplo, no es lo mismo leer “Hombres de armas” sin haber leído antes “¡Guardias! ¿Guardias?” y “Rechicero” no tiene tanto sentido si antes no se ha leído “El color de la magia” o “La luz fantástica”, así como se comprende mucho mejor “Un sombrero de cielo” si antes se ha leído “Brujerías”.

En el puerto de Ankh-Morpok desembarca un hombrecillo peculiar, ataviado con una camisa que hiere la sensibilidad cromática más elemental, desprendiendo un fuerte olor a dinero y seguido de un extraño equipaje; deseoso de conocer, ver y fotografiar: el primer turista del Disco. Rincewind, el mago más inútil de todo el universo (y el que menos suerte tiene), se ofrece como guía para enseñarle lo que es típico y es encargado por el Patricio de la ciudad, bajo amenaza de muerte, que el turista vuelva sano y salvo a su país, el continente Contrapeso. De resultas ambos se verán envueltos en multitud de aventuras, peligros, situaciones cercanas a la Muerte y momentos tan absurdos como divertidos.

En “El color de la magia” Pratchett lleva con maestría no sólo una pariodia de las novelas clásicas de fantasía épica ni un homenaje a los libros de héroes y fantasía clásica así como a autores como Lovecraft o Anne McCaffrey, sino la creación de un universo totalmente nuevo, realista a más no poder a pesar de lo fantástico y lleno de crítica social bajo toneladas de humor.

En esta novela, como en todas las de Mundodisco, se presenta una amplia colección de personajes, más o menos peculiares, que abarcan desde los altos cargos políticos a magos, mendigos, ladrones, asesinos, héroes, jinetes de dragones e incluso la Muerte. En este caso la historia se centra sobre Rincewind y Dosflores, pero no se puede obviar el papel y la definición de los personajes secundarios, quienes le dan a la historia mayor profundidad y fluidez y conforman uno de los mayores atractivos de esta serie.

Dosflores es un hombrecillo menudo y regordete, el primer turista de Mundodisco (y probablemente el último), un hombre con ganas de conocer, sediento de aventuras que cree que por no meterse en líos estos nunca le pasarán a él, y que opina que la gente es, básicamente, buena. Además de ser muy crédulo, cándido e inocente, es el hombre más adinerado que ha pisado la ciudad de Ankh-Morpork en años (aunque él mismo no sea consciente de ello), lo que le señala como el objetivo para todo ladrón o asesino que se precie.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela

"Latidos de guerra" de Cristian Serrano Galdón