"Las Montañas Blancas" de John Christopher


"Las Montañas Blancas" de John  Christopher
"Las Montañas Blancas" de John
Christopher
“Las Montañas Blancas”, John Christopher, 2011, 272 páginas. Ed. Oxford.

AUTOR


Si quieres saber algo más sobre este autor haz click aquí.

SINOPSIS


Una raza de gigantescos robots, los Trípodes, ha dominado la Tierra, reduciendo a todos sus habitantes a la esclavitud. A partir del día de la solemne Ceremonia de la Placa, que tiene lugar a los catorce años, los chicos y las chicas son considerados ya como personas mayores. ¿Se puede ser persona si no se posee libertad, si no se es dueño de los propios pensamientos? A Will Parker, un muchacho que está a punto de recibir La Placa, se le presentan serias dudas. Un encuentro casual con un miembro de la casta de los Vagabundos le revela que todavía quedan algunos hombres dispuestos a luchar por su independencia que habitan en unas lejanas montañas, al otro lado del mar.

CONCLUSIÓN


Es el primer libro de la denominada Trilogía de los Trípodes (año 1967). Los otros dos libros llevan por título “La Ciudad de Oro y de Plomo” y “El Estanque de Fuego”. Es un libro de ciencia ficción que contiene una magnífica historia de aventuras convirtiéndolo en un clásico de la novela juvenil. Mantiene el ritmo a lo largo de todas sus páginas. Fácil de leer. Además toda la historia tiene un mensaje favorable a un auténtico y sano inconformismo.

En estos tiempos en los que parece que vivimos el resurgir de la ciencia ficción, que ahora todos llamamos distopía (no es fácil encontrar un relato futurista con un punto de vista optimista), es una gran noticia la recuperación de una de las series más destacadas de este género, y que muchos disfrutar en los 80 gracias a Alfaguara.

La Trilogía de los Tripodes, del inglés John Christopher (1922), tiene claras influencias de La guerra de los mundos, y de hecho casi podríamos pensar que se trata de un final alternativo que Wells no se atrevió a elegir: el triunfo de los extraterrestres sobre la raza humana.

Estamos en el año 2100. La raza humana vive una especie de edad feudal, dominada por unas máquinas gigantescas a las que sirven, los Trípodes. Cuando una persona cumple 14 años, ha de pasar por un rito de madurez llamado “La ceremonia de la placa”, mediante la cual se implanta un artefacto en la nuca que controla su voluntad y le hace dócil e inofensivo, impidiendo así revueltas contra sus nuevos señores.

Will Parker es un muchacho que pronto tendrá que someterse a este rito, pero tiene bastantes dudas después de ver a su amigo Jack transformado por ese artefacto. Gracias a la llegada de un vagabundo (así se denomina a quienes sufrieron las consecuencias de un implante defectuoso y su mente ha quedado trastornada), descubre que existen humanos que luchan contra la dominación de los Trípodes, y junto con un muchacho de su aldea se dirige a las Montañas Blancas, sede de la resistencia.

Aunque esta primera novela de la serie fue escrita en 1967, no estamos ante una de esas obras de ciencia ficción que han quedado trasnochadas y algo anacrónicas. Cualquier lector de hoy en día, joven o adulto, puede adentrarse en ella con total naturalidad, disfrutando la aventura, descubriendo un mundo devastado en el que la raza humana ha olvidado lo que fue, su tecnología y su lucha por la libertad.

La serie se compone por dos novelas más, pero una precuela fue escrita años después por el propio autor. En ella se narraba la llegada a la Tierra de los Trípodes, y cómo estos fueron capaces de someter a los humanos.

No hay que perderse otros libros del mismo autor, como Los guardianes o La muerte de la hierba, que también fueron traducidos hace tiempo, pero en estos momentos están descatalogados.

El otro día recibí la Trilogía de los Trípodes, gracias a la editorial Oxford. En cuanto la vi en su catálogo la pedí de inmediato porque me gusta mucho este género, y aunque las portadas no sean una maravilla, la sinopsis me atrapó.

Puede que la trama sea un poco común, pero no se desarrolla como suele hacerse. Los trípodes, una especie de robots/extraterrestres, se hacen con la Tierra, y los humanos quedan a su servicio. Cuando los jóvenes cumplen los 14 años se les implanta una placa en la cabeza. No se sabe muy bien para que, pero nuestro protagonista, Will, descubre que cada vez que alguien recibe la placa, cambia totalmente, para mal. Un día se encuentra a un Vagabundo (humanos que su cuerpo rechaza la placa y acaban locos, por así decirlo) y descubre que hay un sitio donde las personas luchan contra los Trípodes y contra las placas: las Montañas Blancas.

En un primer momento puede parecer “aburrido” porque no hay acción, ya que nos introducen información sobre los trípodes y sobre como actúan las personas ante tal situación. Y es que para todo el mundo es normal que esos seres hayan invadido el planeta, los han aceptado como uno más.

Por lo menos, no es un libro dedicado en tiroteos, abducciones y mil cosas sin sentido, sin información. Aquí se nos informa (poco a poco) que son os invasores y el panorama que han dejado.

Will claramente me ha gustado. A pesar de que tiene 13 años, parece mucho más inteligente que todo su pueblo junto. Aunque vea que todo el mundo es feliz con su placa, el no quiere experimentar ese sentimiento, ya que su amigo Jack, cuando pasó por la Ceremonia de la Placa, cambió totalmente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela

"Latidos de guerra" de Cristian Serrano Galdón