"Mor una vida, es trenca un amor" de Joan Pla

"Mor una vida, es trenca un amor" de Joan Pla
"Mor una vida, es trenca un amor" de
Joan Pla

Tengo en las manos un libro que no es fácil de encasillar. Es una novela que cuenta una historia de amor y de muerte, pero no es una “novela rosa”.

LA LITERATURA JUVENIL


Uno de los efectos del siglo XVIII y, en particular, de la obra de Rousseau, fue la aparición de una nueva percepción intelectual del mundo de la infancia, la adolescencia y la joventud. Esta percepción iba relacionada con las nuevas funciones que la educación había de tener en las sociedades burguesas modernas.

AUTOR DE LOS SETENTA, OBRA DE LOS OCHENTA


Para situar Mor una vida es trenca un amor en la historia literaria, hay que compaginar la cronología del autor y la de la obra. Joan JesúsPla Villar nació a Artana (la Plana), al año 1942, y pertenece biograficamente a la llamada “Generación de los 70”, compuesta, según los entendidos, por escritores nacidos en la postguerra, con la adolescencia y la juventud marcada por la situación negativa del franquismo, enamorados de la “década prodigiosa” de los sesenta, y fundadores de una nueva narrativa en la década de los 70.

BURRIANA CONNECTION: GÉNERO Y ESPECIE LITERARIA EN LA COMUNIDAD VALENCIANA


Uno de los rasgos característicos de la situación valenciana es el de la participación de las comarcas en su configuración. Y si bien el poco Renacimiento que hubo en el siglo XIX fue un episodio histórico prácticamente municipal de Valencia, ya dentro del siglo pasado han pesado otros también pequeños ámbitos comarcales o locales.


Nuestro autor es maestro de profesión, como la mayoría de escritores valencianos. Por tanto, su afición a la literatura infantil y juvenil, tan naturalmente vinculada al mundo de la enseñanza, tiene raíces biográficas.

MOR UNA VIDA, ES TRENCA UN AMOR


La obra contiene, sin paliativos, referentes autobiográficos, hasta el punto que es interpretable como una literaturización de la propia memoria del “autor implícito”, apoyada sobre los personajes de María y Sergio, narradores de la historia. Sólo teniendo en cuenta este previsible autobiografismo se acoplan características evidentes: la visión del paisaje del barranco (típica de la última generación valenciana no urbana); los tópicos generacionales reales de los años sesenta (las canciones de los Beatles, la moto como símbolo de clase, las peleas con el padre y la tolerancia de la madre, la huida de casa); el tratamiento efusivo y denotativo del sexo y sus represiones...

EL NOMBRE DE LA ADELFA


Al principio de la obra, María nos comunica que “la adelfa crecía a fajinas a lo largo del barranco que paraba por delante de mi casa”. Una obra capital en la formación del concepto europeo de las historias de amor, el romance de Tristan e Isolda, del siglo XII, comienza diciendo: “Señores, ¿os apetece escuchar un bello cuento de amor y de muerte?”.

UNA HISTORIA DE AMOR


El amor, en nuestro mundo, tiene relación con la muerte.

REALIDAD Y MITO DEL PAISAJE


La acción se desarrolla en un pueblo que no tiene nombre.

LA LIBERTAD Y LA VIDA, EN EL FONDO


La obra contiene, si la acción es mirada con perspectiva, un conjunto de puntos de vista idiológicos y morales, que pueden evaluar en tres agrupaciones.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Testimonios del último día" de Rubén Chapela

"Latidos de guerra" de Cristian Serrano Galdón